El caso de Gladiator Network es una muestra clara de lo mal que funciona el Juzgado de Primera Instancia 6 de Madrid.

En el mes de marzo de 2022 se interpuso demanda de juicio ordinario por reclamación de cantidad ante los Juzgados de Primera Instancia de Madrid.

La demanda fue turnada al Juzgado de Primera Instancia 6 de Madrid, dando lugar a los autos de Procedimiento Ordinario 547/2022.

Ante la inacción absoluta del Juzgado, en julio y noviembre de 2022 se presentaron escritos de impulso, ya que la demanda ni siquiera se había admitido a trámite.

En febrero de 2023, habiendo transcurrido casi un año desde que se presentó la demanda, aún no se había admitido a trámite por el Juzgado, ni se ha requerido o está pendiente ningún extremo a subsanar para su admisión a trámite.

En dicho mes de febrero de 2023 se interpuso queja ante el Consejo General de Poder Judicial por la dilación injusta e injustificada. Se registro con número: 2023005255.

Por parte del Juzgado no se da ningún tipo de explicación, ni por escrito ni de forma presencial, sobre la causa de la dilación del procedimiento.

Tras interponer la queja, se emite Decreto de admisión de la demanda en el mismo mes de febrero de 2023, lo cual nos es sino fruto de haber interpuesto la queja.

Si bien, a día de hoy, en el mes de octubre de 2023, aún no se ha emplazado a la demandada para que conteste a la demanda.

La demandante sigue sufriendo un continuo retraso en el procedimiento. A pesar de que en mayo y en junio de 2023 se han presentado impuso de las actuaciones por escrito. La situación del demandante es desesperada, porque gracias a la dilación de la Justicia cada vez ve más difícil el poder cobrar la deuda que le deben.